Ahorro con ventanas: ¿cuál es el mejor material?
Comprar nuevas ventanas implica costos significativos. Por lo tanto, es totalmente legítimo que se desee ahorrar.

¿Ahorro con ventanas inmediato o a largo plazo?
En muchas ocasiones, el consumidor debe elegir entre ahorros inmediatos, es decir, aquellos relacionados exclusivamente con el precio de compra del producto. Y ahorros a largo plazo, vinculados a la calidad y eficiencia de lo que se ha comprado.
Este es absolutamente el caso de la decisión sobre el ahorro con ventanas.

De hecho comprar un buen producto significa gastar menos en el futuro. Un buen consejo es planificar un gasto un poco más elevado en el momento de la compra para garantizar ahorros que se harán tangibles con el tiempo.

El ahorro a largo plazo que puede garantizar una ventana está relacionado principalmente con su aislamiento térmico. Por un lado se reduce el consumo de electricidad. Por otro lado una buena ventana está destinada a durar más tiempo y requiere menos mantenimiento y reparaciones.

Ahorro con ventanas: Materiales de realización

¿Cuáles son las mejores ventanas en términos de ahorro?
Evidentemente hay muchos modelos en el mercado que se pueden distinguir por el diseño, las características técnicas y muchos otros parámetros. Sin embargo, con referencia al ahorro, la diferenciación sobretodo concierne a los materiales de construcción.
Los materiales más utilizados para la producción de ventanas son el aluminio, el PVC y la madera

A continuación descubrimos las peculiaridades de cada uno de ellos.

Aluminio: un material poco aislante

El aluminio es un material considerado muy interesante desde el punto de vista industrial. De hecho es ligero y bastante fácil de procesar. Sin embargo en lo que respecta a su uso para la construcción de ventanas y puertas, existen varias deficiencias.
La principal debilidad del aluminio está representada por el hecho de que es un aislante muy malo. Por lo tanto, no se puede decir que sea una primera opción para lo que concierne a la producción de ventanas.

En definitiva, las ventanas producidas completamente en este metal no pueden garantizar de ninguna manera un buen nivel de aislamiento térmico. Ciertamente las variantes de rotura térmica mejoran este aspecto, pero solo algunos modelos ofrecen aislamiento térmico realmente apreciable.
El precio de estas ventanas es generalmente atractivo, pero como se ve, es muy poco probable que, al elegirlas, pueda garantizar ahorros a largo plazo.

Ventanas de PVC: un material aislante y bastante económico

El PVC es un material plástico ampliamente utilizado para la producción de perfilería. Sobretodo, a diferencia del aluminio, es muy adecuado para fabricar ventanas y puertas. De hecho, el PVC es un aislante por naturaleza. Al mismo tiempo es un material bastante económico.

En síntesis las ventanas de PVC pueden garantizar, en la gran mayoría de los casos, buenos ahorros a largo plazo y un precio atractivo.

Ventanas de madera: un material aislante con un encanto indiscutible.

La madera es un excelente aislante, por lo que las ventanas de madera ofrecen buenos niveles de aislamiento térmico. Una mayor fortaleza de la madera está representada por su estética proverbial, capaz de embellecer los contextos clásicos y modernos.
Sin embargo, las ventanas de madera tienden a tener un costo mayor que las de PVC.

Ahorro con ventanas

La gran importancia de la instalación de ventanas

Si hablamos de ahorro con ventanas, no se puede pasar por alto la importancia de la instalación, un aspecto que en demasiadas ocasiones se considera erróneamente secundario.
Si se pregunta por qué la instalación es importante en términos de ahorro, la razón es fácil de decir. Una instalación no realizada de manera profesional puede perjudicar la capacidad aislante de la ventana.
A la luz de esto, por lo tanto, sería un gran error comprar una ventana de alto rendimiento, tal vez incluso con un costo bastante considerable, y tratar de ahorrar tanto como sea posible para la intervención de instalación.
Por lo tanto, es esencial confiar la instalación de las ventanas elegidas a los profesionales.

Conclusiones

Esta es, por lo tanto, la información principal que se debe considerar para orientarse de forma independiente en la elección de las ventanas.
El error que no debe cometerse, como se mencionó, es estar encantado por un precio asequible sin tener en cuenta las características técnicas del producto. De hecho una ventana con malas características de aislamiento le hará gastar mucho en los meses y años siguientes.

 

 

Utilizamos cookies para proporcionarte una mejor experiencia de navegación. Al aceptar aceptas el uso de cookies según nuestra política de cookies. Puedes escoger qué cookies permites en “Ajustes de privacidad”.

Privacy Settings saved!
Configuración de privacidad

Cuando visitas una página web puede que coleccione o almacene información de tu navegador en forma de cookies. Controla qué cookies permites aquí.

Estas cookies son esenciales para el correcto funcionamiento de la página web y no se pueden desactivar.

Para el correcto funcionamiento de la página son imprescindibles estas cookies básicas de wordpress.
  • wordpress_test_cookie
  • wordpress_logged_in_
  • wordpress_sec

Para que el navegador pueda recordar tu elección sobre qué cookies permites son necesarias las siguientes cookies básicas.
  • wordpress_gdpr_allowed_services
  • wordpress_gdpr_cookies_allowed
  • wordpress_gdpr_cookies_declined

Rechazar todas las cookies
Aceptar todas las cookies